10 de agosto de 2011

La Feria de Productos Autóctonos

ESTO DECÍA EL DIARIO DE BURGOS HACE 4 DÍAS

Quintanilla del Agua / XIV Muestra de productos de la Ribera del Arlanza

Una feria que revive antiguos recuerdos

Un total de 40 artesanos se reúnen mañana en Quintanilla para dar a conocer sus productos gastronómicos a un público que año tras año se mantiene fiel a esta cita

Las calles de Quintanilla del Agua se llenan de gente con motivo de esta tradicional feria gastronómica.
Luis
Raquel Alonso / Burgos
Hace algunos años, cuando nuestros padres y abuelos todavía eran unos niños y las calles de los pueblos aún no estaban empedradas, entre barro y polvo, los principales comerciantes y artesanos de la zona exponían sus productos recién elaborados en las villas más importantes de la provincia, con el afán de obtener algún beneficio y recompensa, tras el duro trabajo realizado. Los vecinos más longevos de Quintanilla del Agua aún recuerdan esos tiempos, en los que debían acudir a los mercados más cercanos, situados en Lerma o Covarrubias, para obtener los productos que no habían podido recoger con sus propias manos en sus huertas o campos de cosecha.
Estos recuerdos afloran año tras año el segundo fin de semana de agosto, con motivo de la tradicional feria de productos artesanales que se celebra en esta villa de la ribera del Arlanza, situada a 50 kilómetros de Burgos. Para no perder la costumbre, aunque una semana antes de lo habitual, las calles del pueblo amanecerán mañana adornadas con toldos blancos todavía vacíos, en los que los principales artesanos de la comarca del Arlanza volverán a exponer sus mejores productos gastronómicos para darlos a conocer al público.
La feria comenzó a celebrarse hace 14 años, como una iniciativa promovida por un vecino bauto para atraer mayor número de visitantes al pueblo durante la época estival. Con el paso de los años se ha ido consolidando, hasta convertirse en lo que hoy significa. Actualmente en esta muestra participan un total de 40 puestos que ofrecen viandas gastronómicas típicas de la zona y elaboradas de forma artesanal. «Se ofrecen productos ricos en calidad y en sabor, cien por cien artesanales que en muchas ocasiones sorprenden gratamente a los visitantes», declara Leopoldo López, alcalde de Quintanilla del Agua.
Cada año la feria se centra en un atrayente diferente, un tema referido al ámbito rural alrededor del cual se desarrollan actividades que intentan llamar la atención de niños y mayores. La muestra del año pasado tuvo a la cerámica como principal protagonista a diferencia de esta edición, que se centrará en la labor de la herrada de caballos. López espera que «esta actividad tenga una buena acogida, no sólo por los niños y jóvenes curiosos, sino por los no tan jóvenes que recuerdan con nostalgia su pasado en el pueblo y sus quehaceres diarios, relacionados entre otras cosas con esta labor». Además, se va a intentar promocionar un nuevo producto, quizás poco conocido por los consumidores, la carne de potro. Gracias a la colaboración de Burgos Alimenta los visitantes y curiosos podrán conocer y degustar este tipo de carne ofrecida por la Asociación de Criadores Burgaleses de Ganado Autóctono Caballar Hispano Bretón.
Sin embargo, los productos estrella de esta feria son los procedentes de la comarca del Arlanza, y sobretodo los vinos, los embutidos, los jamones y los artículos de repostería elaborados en la localidad anfitriona. Además, no hay que olvidar al escultor bauto Félix Yáñez, que mostrará al público sus peculiares esculturas de barro, o a la ya tradicional caseta solidaria del Congo que con la venta de artículos procedentes del continente africano, pretende financiar diferentes proyectos para mejorar la calidad de vida en el lugar. Sin embargo también acuden a esta cita comerciantes de otras provincias de Castilla y León e incluso del País Vasco, Madrid o Cantabria.
Como en ediciones anteriores, en las que el mercadillo alcanzó un gran éxito, los puestos dedicados a la venta de ropa, calzado y complementos recorrerán la calle de Hontanares, próxima a la plaza donde se situarán los artesanos. «El año pasado casi había más gente en el mercadillo que en la propia feria y este año queremos seguir fomentándolo porque da mucha vida al pueblo», declara el alcalde.
Para poder hacer realidad esta feria, se cuenta con un presupuesto total de 7.000 euros procedentes de la Diputación Provincial y del Ayuntamiento del pueblo. Este año, la Junta de Castilla y León ha retirado la subvención que años atrás destinaba a estos pequeños mercados y ferias, ya que actualmente sólo financia eventos cuyo coste sea superior a 20.000 euros.
López espera que el número de visitantes se mantenga similar al de años anteriores «entre 2.000 y 2.500 personas, un año más, un año menos dependiendo de la climatología» y desea que de nuevo, la feria tenga una buena acogida por los visitantes que se acerquen este domingo al municipio bauto.

Agosto cultural

El mes de agosto estará repleto de actividades que amenizarán la estancia a los vecinos y veraneantes. Como viene siendo habitual, se celebrará el Torneo de Futbito 24 horas que reúne a equipos de fútbol sala de toda la provincia. Además las puertas de las bodegas del pueblo se abrirán al público en una jornada de puertas abiertas para que los asistentes puedan degustar el vino de la tierra. También se quiere organizar una tarde de juegos tradicionales para que los más jóvenes conozcan la pala, el castro... que eran la diversión sus padres y abuelos.  

No hay comentarios: